Back To Top

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
Time school Time schoolTime schoolTime schoolTime schoolTime school

1. Paltas Son especialmente ricos en ácido oleico monoinstarurado, el mismo tipo de grasa que encontramos en el aceite de oliva. Los aguacates están repletos de grasas saludables y son perfectos como ingrediente en ensaladas. Además, también contienen mucha agua, por lo que su densidad energética no es tan elevada, y son ricos en otros nutrientes importantes como la fibra y el potasio.

2. Verduras crucíferas
El repollo, el brócoli, las coles de Bruselas y la coliflor son verduras crucíferas. Al igual que otras verduras, las verduras crucíferas son ricas en fibra y tienden a ser increíblemente satisfactorias para el apetito. demás, estos tipos de verduras también contienen cantidades considerables de proteína. Gracias a su combinación de fibra, proteína y baja densidad energética, las verduras crucíferas son los alimentos perfectos si estás intentando perder peso.

3. Huevos enteros
Los huevos son uno de los mejores alimentos que puedes consumir si quieres perder peso. Un estudio realizado a 30 mujeres con sobrepeso reveló que comer huevos en el desayuno, en lugar de rosquillas, aumenta la sensación de satisfacción y provoca una reducción en el consumo de comida durante las siguientes 36 horas. Los huevos son ricos en proteína, grasas saludables y provocan una sensación de saciado con una pequeña cantidad de calorías. Contienen una increíble densidad de nutrientes, la mayoría de ellos en la yema, y pueden ayudarte a obtener todos los nutrientes que necesitas si tienes una dieta restringida de calorías.

4. Judías y legumbres
Algunas judías y legumbres, como los fríjoles negros, los fríjoles rojos y las lentejas, pueden ser realmente beneficiosas para adelgazar. Estos alimentos suelen ser ricos en proteína y fibra, dos nutrientes que provocan saciedad y, por tanto, reducen el apetito. Hay muchas personas que no toleran las legumbres, por lo que es importante cocerlas adecuadamente.

5. Salmón
El salmón es rico en grasas saludables y proteína de alta calidad y contiene todos los tipos importantes de nutrientes. Es un alimento que satisface el apetito y te mantiene saciado durante muchas horas con pocas calorías, por lo que puede ayudarte a bajar de peso. El salmón también es rico en ácidos grasos omega 3 que ayudan a reducir la inflamación, factor importante para la obesidad y las enfermedades metabólicas. El pescado, y el marisco en general, proporcionan una cantidad importante de yodo, nutriente necesario para el buen funcionamiento del tiroides.

6. Fruta
La mayoría de los especialistas coincide en que la fruta es un alimento muy saludable. Aunque contiene azúcar, tiene una baja densidad energética y lleva tiempo masticarla. Además, la fibra contenida en la fruta ayuda a evitar que se libere azúcar al flujo sanguíneo demasiado rápido. La fruta puede ser un complemento delicioso y efectivo para una dieta de adelgazamiento.

7. Yogur entero
El yogur contiene bacterias probióticas que mejoran el funcionamiento de tu intestino. Esto se traduce en una protección contra la inflamación y la resistencia a la leptina, el principal impulsor hormonal de la obesidad.

8. Frutos secos
Los frutos secos son un excelente aperitivo que contiene cantidades equilibradas de proteína, fibra y grasas saludables. A pesar de su alto contenido en grasa, los frutos secos no engordan. Estudios de población también han revelado que las personas que comen frutos secos suelen estar más sanas y más delgadas que las personas que no los comen. Los frutos secos también son bastante ricos en calorías, así que cuidado con los atracones.

9. Carne magra y pechuga de pollo
A pesar de que no existen estudios que lo confirmen, la carne siempre ha sido catalogada injustamente por tener efectos negativos en la salud. Diversos estudios han demostrado que la carne roja no procesada no aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas o diabetes. Gracias a sus altos niveles de proteína, la carne es un alimento que ayuda a bajar de peso. Estudios han demostrado que aumentar la ingesta de proteína al 25-30 % de calorías puede reducir los antojos en un 60 %, disminuir a la mitad el deseo de picar a altas horas de la noche y causar una pérdida de peso de casi medio kilo a la semana. La proteína es el nutriente que más satisface el apetito y seguir una alimentación rica en proteína puede hacerte quemar hasta 80-100 calorías más al día.

10. Verduras de hoja verde Las verduras de hoja verde tienen diversas propiedades que las convierten en un alimento perfecto para adelgazar. Son bajas en calorías e hidratos de carbono y están repletas de fibra. Las verduras de hoja verde son increíblemente nutritivas y son muy ricas en todos los tipos de vitaminas, minerales y antioxidantes, entre los que se incluye el calcio. De acuerdo con varios estudios, el calcio ayuda a quemar las grasas. El consumo de verduras de hoja verde es una forma excelente de aumentar el volumen de tus comidas sin incrementar las calorías.

11. Requesón
El requesón es un alimento que sacia bastante el apetito, haciéndote sentir lleno con pocas calorías. Es rico en proteína y contiene muy pocos hidratos de carbono y grasa. Por ser un producto lácteo, también es rico en calcio que, como ya he mencionado más arriba, ayuda en el proceso de quema de grasas.

12. Cereales integrales
Aunque los cereales han tenido mala reputación durante los últimos años, algunos son definitivamente saludables. El arroz moreno, la avena o la quinua son cereales integrales sin gluten repletos de fibra y con una cantidad considerable de proteína. La avena está cargada de betaglucanos, fibras solubles que aumentan la saciedad y mejoran la salud metabólica. Los cereales refinados no son saludables y, a veces, los alimentos que incluyen en su etiqueta “cereales integrales” son productos altamente procesados que engordan y dañan el organismo.

13. Toronja o pomelo
Comer media toronja una media hora antes de tus comidas diarias puede ayudarte a sentirte más saciado y consumir menos calorías. En un estudio de 91 personas obesas, el consumo de media toronja fresca antes de las comidas provocó una pérdida de peso de 1,6 kg durante un periodo de 12 semanas. Además, también se observó una reducción en la resistencia a la insulina, una anomalía metabólica involucrada en muchas enfermedades crónicas.

14. Atún
El atún es un pescado magro, por lo que no tiene mucha grasa. El atún es otro alimento bajo en calorías y rico en proteínas. Es popular entre los culturistas y los modelos de fitness porque es una manera excelente de mantener los niveles de proteína elevados y los niveles de caloría y grasa bajos.

15. Semillas de chía
Las semillas de chía son uno de los alimentos más nutritivos del planeta. Una onza (28 gramos) de chía contiene 12 gramos de hidratos de carbono, cantidad bastante elevada, pero 11 de esos gramos son fibra. Las semillas de chía son una de las mejores fuentes de fibra del mundo. Aunque algunos estudios han revelado que las semillas de chía pueden ayudar a reducir el apetito, no se ha encontrado un efecto estadísticamente importante a la hora de provocar pérdida de peso. Sin embargo, gracias a su composición en nutrientes, tiene sentido afirmar que pueden ser útiles en una dieta de adelgazamiento.

16. Vinagre de manzana
El vinagre de manzana es un producto natural muy popular por sus propiedades. Diversos estudios en humanos indican que el vinagre de manzana es útil para las personas que quieren perder peso. Consumir vinagre con comidas ricas en hidratos de carbono puede aumentar la sensación de satisfacción y, como consecuencia, provocar un consumo inferior de calorías durante el resto del día, de 200 a 275 calorías menos. El consumo de 15 o 30 ml de vinagre al día durante 12 semanas causó una pérdida de 1,2-1,7 kilos. También se ha demostrado que el vinagre reduce los altibajos de azúcar después de las comidas, lo que puede tener todo tipo de efectos beneficiosos para la salud a largo plazo.

17. Patatas cocidas
Las patatas son un alimento perfecto tanto para perder peso como para tener una salud de hierro. Contienen una amplia variedad de nutrientes y son especialmente ricas en potasio, un nutriente del que carecen la mayoría de las personas y con un importante papel en el control de la presión sanguínea. De acuerdo con el Índice de Saciedad (IS), que mide la saciedad producida por los alimentos, las patatas cocidas tienen el mayor índice de saciedad en comparación con otros alimentos. Al comer patatas cocidas, tu estómago se llena antes y comes menos de otros alimentos. Cuando cuezas patatas, déjalas que se enfríen durante un rato: formarán grandes cantidades de almidón resistente. Esta sustancia parecida a la fibra tiene todo tipo de beneficios para la salud, entre los que se incluye bajar de peso.

18. Sopa
Como ya he mencionado antes, las comidas y las dietas con baja densidad energética hacen que las personas consuman menos calorías. La mayoría de los alimentos con baja densidad energética son aquellos que contienen mucha agua, como las verduras y las frutas. Algunos estudios han demostrado que consumir el mismo alimento en forma de sopa, en lugar de sólido, hace que las personas se llenen más y coman muchas menos calorías

19. Aceite de coco
El aceite de coco es rico en ácidos grasos de longitud media. Según diversos estudios, estos ácidos grasos, llamados triglicéridos de cadena media, aumentan la saciedad y la quema de calorías. Existen dos estudios, uno en mujeres y otro en hombres que prueban que el aceite de coco disminuye las cantidades de grasa abdominal. Importante: El aceite de coco también contiene calorías, así que usarlo como aderezo en tus comidas no es una buena idea. No se trata de añadir aceite de coco a tu dieta, sino de sustituir algunas grasas para cocinar por aceite de coco.

20. Ají
Comer ajíes puede ser muy útil para adelgazar. El ají contiene una sustancia llamada capsaicina que, según algunos estudios, reduce el apetito y aumenta la quema de grasa. Esta sustancia también se vende en forma de suplemento y es un ingrediente común en muchos suplementos comerciales diseñados para adelgazar. Un estudio reveló que consumir 1 gramo de ají rojo reducía el apetito y aumentaba la quema de grasa en personas que no comían ajíes con regularidad. Sin embargo, no se observaron efectos en aquellas personas acostumbradas a comer comida picante, lo que indica que se puede desarrollar cierta tolerancia.

Servicios para Colegios

Orientación en Empresas

Quién está en Línea

Hay 10 invitados y ningún miembro en línea

Blue Flower

Copyright © 2017 High School Rights Reserved.